Dr. Alfredo Valencia, MD. PhD

Tratamiento de lesiones pigmentadas benignas en Marbella

La mejor solución es el tratamiento de láser ALMA Q, una innovadora tecnología que utiliza diferentes longitudes de onda para eliminar las lesiones pigmentadas benignas.

¿Has oído hablar de las lesiones pigmentadas? Probablemente tengas alguna en tu piel pero desconozcas de qué se tratan. Son manchas que aparecen en nuestro cuerpo por un aumento de melanina, los conocidos como lunares o pecas. Importante a tener en cuenta: siempre que aparezcan, cambien de tamaño, modifiquen su color o se conviertan en asimétricos o con bordes irregulares, debemos consultar con un dermatólogo especialista para saber si estamos al frente de una lesión benigna (no es canceroso y, por tanto, no es peligroso) o maligna.

¿Por qué aparecen las lesiones pigmentadas?

Las lesiones pigmentadas aparecen, básicamente, por un aumento de la melanina en una zona concreta  de nuestro cuerpo. Constituyen un grupo heterogéneo de lesiones dermatológicas (queratosis saborreica, dermatofibroma, granuloma piogénico, halo nevus, nevus de Clark, nevus de spitz, nevus azul…) y la exposición al sol, sin protección adecuada,  durante un tiempo excesivo favorecen su aparición.

¿Qué tipos de lesiones pigmentadas existen?

Neoplasias melanocíticas benignas

Nevus melanocíticos adquiridos (los conocidos como lunares, aparecen por una proliferación de células melanocíticas), Nevus melanocíticos congénitos (se observan al nacer), Nevus displásico (lesiones pigmentarias adquiridas, de bordes irregulares y de color pardo-rosado) y Lentigo solar (aparecen en zonas muy expuestas al sol, siempre posterior a los 30-40 años)

Neoplasias no melanocíticas benignas

Queratosis seborreicas (muy frecuentes a partir de los 30 años, tienen una morfología y un color muy variable, del rosado claro al negro) y Dermatofibroma (suele aparecer en las piernas y afecta más a las mujeres).

Recomendaciones antes de realizar cualquier tipo de tratamiento

Las lesiones pigmentadas deben ser bien diagnosticadas, ya que podemos estar hablando desde una mancha que no revierta ningún tipo de problema hasta la aparición de un cáncer. Por ello, es indispensable visitar siempre a un dermatólogo especializado antes de iniciar cualquier tratamiento de eliminación de una lesión pigmentada, ya que será el encargado de diagnosticar si hablamos de una lesión benigna o maligna.

Te recomendamos también realizar una revisión dermatológica frecuente si tienes la piel y/o los ojos claros o si tienes antecedentes personales de este tipo de patologías, además de si adviertes de nuevas manchas en tu piel o si las existentes presentan algún cambio en su tamaño, color, forma o, incluso, si presentan dolor, picor o sangrado.

La mejor solución es el tratamiento de láser ALMA Q, una innovadora tecnología que utiliza diferentes longitudes de onda para eliminar las lesiones pigmentadas benignas, desde las más superficiales hasta las más profundas. Entre sus ventajas:

  • Ofrece resultados naturales desde la primera sesión
  • Es un tratamiento rápido y duradero indicado para cualquier tipo de piel
  • Tiene una eficacia demostrada sin efectos secundarios, al ser un tratamiento no invasivo
  • No provoca dolor

Este tipo de tratamientos permite eliminar la lesión pigmentada benigna respetando la piel que le rodea y con una recuperación cómoda y rápida. El láser ALMA Q de alta potencia, de 1064nm, es capaz de tratar las lesiones más profundas con un riesgo mínimo de dañar el tejido circundante, mientras que la longitud de onda de 532 nm trata lesiones superficiales.

En Titanium Clinic somos especialistas en tratamientos con láser ALMA Q que, entre otros, es el tratamiento más indicado para la eliminación de las lesiones pigmentadas benignas. Recuerda que nuestro equipo de expertos especialistas, altamente cualificados, te acompañará en todo momento para ofrecer el mejor servicio siempre primando la salud de los pacientes.